+34 608861481

          centropsicologicoalenada@gmail.com

 

         Carrer Virtut, 4, 08012,                              Barcelona, Spain

 

       

Contacto

Alenada Centro Psicologia © 2019

Estrés

El estrés es una respuesta automática del cuerpo ante algunas circunstancias que entiende que son una amenaza o un desafío. Esta situación hace que se tengan que utilizar todos los recursos físicos y mentales necesarios para hacer frente a lo que sucede y, además, puede desequilibrar a nivel emocional a la persona. Una medida razonable de estrés es buena para encarar las actividades del día, de hecho se habla de estrés positivo. Es una respuesta para conseguir adaptarse a nivel físico y psicológico a una circunstancia. Sin embargo, cuando esta respuesta se alarga en el tiempo o conlleva cierta sintomatología puede convertirse en algo preocupante.

¿Cuáles son los síntomas del estrés?

A continuación, repasamos los síntomas más habituales de una situación de estrés patológico:

  • Pensamientos. Pensamientos negativos, dificultad para concentrarse, déficit de atención, preocupación irracional por el futuro o demasiada autocrítica.

  • Emociones. Emociones llevadas al límite, como miedo, irritabilidad, confusión o desasosiego.

  • Comportamiento. Cambios en el comportamiento, brusquedad, aumento del consumo del tabaco o del alcohol, habla atropellada o dificultad para mantener la seriedad.

  • Alteraciones físicas. Dolor de cabeza y espalda, problemas digestivos, cansancio excesivo, palpitaciones agitadas o dificultades para respirar.

¿Qué tipos de estrés existen?

Existen diferentes tipos de estrés, son estos:

  • Estrés agudo. No dura demasiado en el tiempo y resulta estimulante. Es el que siente un futbolista en el día de un partido decisivo, por ejemplo.

  • Estrés agudo episódico. Se da cuando se sufre estrés agudo con frecuencia. Por ejemplo, ese mismo futbolista se siente estresado ante cualquier partido.

  • Estrés crónico. La persona siempre está en estado de alarma.

¿Cómo tratar el estrés?

No existe ningún método infalible que solucione el estrés al momento. Pero sí se pueden tomar una serie de medidas para aliviar la situación, para que poco a poco se vaya mejorando el problema. Toma nota de los siguientes consejos:

  • Aprende a decir no. Es importante aprender a decir no a responsabilidades que no puedas asumir. Delega aquellos asuntos de los que se puedan encargar otras personas.

  • Ayuda. Pide ayuda a tu familia y a tus amigos para superar la situación.

  • Prioriza. Es importante que aprendas a priorizar. Encárgate en primer lugar de lo esencial y descarta aquello que no es vital.

  • Ejercicio físico. El ejercicio físico te ayuda a aliviar el estrés. Intenta apartar todos los días unos minutos para hacerlo.

  • Relájate. Busca momentos para relajarte. Aprende técnicas de respiración y relajación que te ayuden a liberarte del estrés. La música puede ser clave para conseguirlo.

  • Descanso. El descanso es fundamental para reducir los niveles de estrés. Las hormonas relacionadas con el sueño ayudan a mejorar la situación.

  • Medicación. Nunca tomes medicación por tu cuenta.

  • Terapia. La terapia no solo es clave para vencer una situación de estrés concreta, también te da las herramientas que necesitas para afrontar este tipo de circunstancias sin que te afecten de esta forma.

No dudes en contactarnos si sientes que el estrés perturba tu día a día. 

CONTÁCTANOS

Si deseas más información o quieres solicitar una primera visita, puedes contactar con nosotros rellenando este formulario.