+34 608861481

          centropsicologicoalenada@gmail.com

 

         Carrer Virtut, 4, 08012,                              Barcelona, Spain

 

       

Contacto

Alenada Centro Psicologia © 2019

Procesos traumáticos

El trauma se define como una herida emocional que está provocada por diferentes situaciones. Se trata de sucesos inquietantes, que perturban al individuo y le causan una gran inquietud. Se siente abrumado por una experiencia que sale fuera de lo que resulta ordinario en su vida. Puede ser un abuso, un accidente, un desastre natural, una
enfermedad grave… Pero también un divorcio o un problema laboral, incluso cuestiones en apariencia más leves. En realidad el trauma no depende tanto del suceso como de la percepción que tiene la persona del mismo.

¿Cuáles son los síntomas principales de un trauma?

Para detectar un trauma es importante fijarse en los síntomas que presenta el paciente.


Pueden ser tanto físicos como psicológicos. Empezaremos analizando los primeros:

  • Trastornos relacionados con el sueño. El paciente puede sufrir diferentes trastornos relacionados con el sueño. Como problemas insomnio, pesadillas o despertarse continuamente durante la noche.

  • Tensión muscular. El trauma puede conllevar tensión muscular debido a la preocupación constante.

  • Falta de concentración y atención. El problema que ocasiona el trauma puede producir tal preocupación que la persona tenga problemas de concentración y atención.

  • Pérdida de memoria. Debido a los muchos pensamientos que abruman al paciente es posible que tenga problemas de memoria.

  • Cambios de personalidad. En ocasiones la persona que padece un trauma puede sufrir cambios de personalidad. De hecho, podría mostrar ciertas reacciones que no son comunes en su comportamiento habitual.

 

Síntomas psicológicos:

  • Síntomas disociativos. Se puede sufrir desrealización que es la sensación de sentirse totalmente desconectado del entorno que te rodea. También despersonalización, que es verse como si fuera un observador externo de su propia vida.

  • Sobresaltos. La persona se siente sobresaltada ante estímulos normales, como el sonido del timbre de la puerta.

  • Amnesia. Se pueden tener problemas para recordar todo lo relacionado con el hecho que originó el trauma.

  • Ausencia de emociones positivas. La persona puede sentirse incapaz de experimentar emociones agradables, mientras que las negativas las vivirá de manera aumentada.

¿Qué efectos puede tener los traumas?

Hay una serie de efectos que pueden tener los traumas, además de los que ya se han comentado, son estos:

  • Problemas de adaptación. La persona que sufre un trauma tendrá problemas para adaptarse tanto a las circunstancias como a otras personas. En ocasiones puede intentar no tener contacto con nadie que le recuerde de cualquier forma al hecho que origino el trauma.

  • Trastornos permanentes. A veces un trauma causa una serie de trastornos que permanecen en el tiempo, incluso cuando ya se ha superado la situación que originó el trauma, como una fobia.

¿Cómo se supera un trauma?

Es posible superar un trauma siempre que se cuenta con la ayuda psicológica necesaria. Es importante que se acuda cuando se presentan los primeros síntomas. Incluso antes, ya que si se es consciente de que se ha vivido un hecho traumático que puede tener consecuencias es necesario valorar la situación.


Se intentará por medio de la terapia que el paciente sea consciente de que el mundo que tiene a su alrededor no es un lugar hostil y que puede sentirse a salvo.

CONTÁCTANOS

Si deseas más información o quieres solicitar una primera visita, puedes contactar con nosotros rellenando este formulario.